NOTICIAS -

El IMAS radicó denuncia policial por reiterado vandalismo en Iguazú

Tras un nuevo hecho vandálico que afectó el funcionamiento de la estación de rebombeo de Santa Rosa de Iguazú, el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento realizó una denuncia policial a los fines de que se inicien las acciones pertinentes para dar con los responsables de haber cortado un cable de comunicación determinante para la prestación del servicio a miles de usuarios.
Tal como se detalla en la constancia policial y que instruyó sumario judicial con intervención del Juzgado de Instrucción Nº3: “En la madrugada del domingo 6 de noviembre se sustrajeron los cables de señal UTP mallado marca Schneider vinculado al sistema de telemetría, cortando un tramo de unos 40 metros”.
Vale destacar que este incidente afectó el proceso de potabilización debido a la imposibilidad de acceder a la información del estado de la cisterna poniendo en riesgo el equipamiento. A esto se sumó la demanda de recurso humano para el control de medición respectivo que regularmente es automático y a asumir los costos para reemplazar los insumos dañados.
Las zonas perjudicadas fueron: barrios Unión, Los Cedros, Las Palmeras, Las Leñas, Santa Rosa, Santa Rita y Los trabajadores, entre otros.
Ante los reiterados acontecimientos delictivos que vulneraron su patrimonio, el IMAS
mantuvo reuniones con referentes de los vecinos llamando a que arbitren los medios para evitar este tipo de prácticas que no solo afecta a miles de usuarios y remite altos costos por las reposiciones, sino que además contrasta con las millonarias inversiones que se están realizando en Iguazú para concretar el diseño que ya tiene un evidente avance y que garantizará la provisión del líquido vital durante los próximos 20 años.